Caso Thalia

Mañana puede ser muy tarde para Thalia

Comenzamos siempre nuestros relatos, destacando los aspectos positivos de nuestros entrevistados, pero esta vez lamentablemente será la excepción, porque Thalia es una niña con tanto dolor que, durante la entrevista, muestra debilidad, decaimiento, su lenguaje corporal denota tristeza, le cuesta mantener contacto visual. Nos menciona que siente que no puede amar a su padre, solo siente temor hacia él porque se enoja, grita, es histérico, despierta de mal humor, y siempre se le ve amargado.

 

Nos cuenta que no tiene muchas amigas, es tímida y le cuesta relacionarse, últimamente se siente agotada, sin fuerzas, tiene mucho sueño. Ha tenido dolores de cabeza fuertes, náuseas y le tiemblan los pies y las piernas, además tiene sobresaltos, ya que cuando escucha ruidos fuertes piensa que son sus padres, cree oír que están peleando o que hizo algo mal y la van a golpear.

 

Cuando se siente triste acude a un rincón y llora, está presentando insomnio, siente mucha presión y agotamiento, le cuesta levantarse en las mañanas, y está teniendo dificultad para entender las actividades escolares. El anhelo de su vida es que su padre cambie de actitud.

 

Thalia expresa “YA NO QUIERO ESTAR EN ESTA VIDA”.

 

Si has llegado hasta aquí, entiendes lo que sucede con Thalia. Y es cierto!! Con tan solo 11 años manifiesta: Dolencias psicosomáticas, Depresión grave, alto riesgo suicida, debilidad mental. ¿Sigo? Sentimientos de inseguridad e inferioridad, miedos, ansiedad, miedo al fracaso, sensación de no poder enfrentarse a la vida.

 

Ella y sus padres necesitan asistencia profesional urgente: Psiquiatría, psicología, terapias de entrenamiento neurológico y terapia familiar.

 

En Ecuador el Maltrato físico y psicológico – previo a la pandemia revelaron que el 51% de niñas y niños, de 1 a 5 años, sufrieron maltrato físico y el 47.3%, en el mismo grupo etario, sufrió alguna forma de abuso psicológico. TÚ AYUDA VA A REDUCIR ESTAS CIFRAS.

× ¿Cómo podemos ayudarte?